Atrás

REINWASTE avanza en paralelo a la Estrategia Andaluza de Bioeconomía Circular

El proyecto Interreg Mediterranean “Reconstrucción de la cadena de suministro de alimentos probando soluciones innovadoras para conseguir cero residuos inorgánicos”, REINWASTE, ha celebrado durante la segunda semana de octubre su segunda reunión de coordinación en la localidad francesa de Aviñón, en la que ha participado la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, a través de la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía, como entidad líder del consorcio. En dicho encuentro se han puesto de manifiesto los avances realizados hasta la fecha en la fase de estudios previos, y se ha coordinado la puesta en marcha de la fase de pruebas, que el consorcio de REINWASTE ya está abordando.

De esta forma, esta iniciativa, en sintonía con las políticas comunitarias, nacionales y regionales, está ya contribuyendo de forma notable a la consecución de la Estrategia Andaluza de Bioeconomía Circular, que, aprobada el pasado día 18 de septiembre, permitirá desarrollar un modelo económico basado en la producción y uso de recursos biológicos renovables y su transformación sostenible y eficiente en productos biológicos, bioenergía y servicios para la sociedad. Para alcanzar este modelo es preciso afrontar muchos retos, pero también se presentan oportunidades para contribuir al desarrollo sostenible generando menos residuos inorgánicos en el sector agroindustrial y alimentario, fin último del proyecto.

Tras una primera fase de análisis y estudios previos de las cadenas de valor de la horticultura en Andalucía (España), productos lácteos en Emilia-Romagna (Italia) y productos cárnicos en la Región Provence-Alpes-Côte d'Azur (Francia), así como de los tipos de materiales, tecnologías emergentes y mejores soluciones posibles, REINWASTE afronta una nueva fase en la que se pondrán a prueba tales materiales, tecnologías y soluciones en 15 empresas agrarias y 15 industrias alimentarias. Una vez que concluya esta fase, en septiembre de 2019, comenzará un proceso de transferencia de los resultados a los diferentes sectores hasta el fin del proyecto en julio de 2020, para contribuir al crecimiento sostenible en el medio rural.

El proyecto, que pretende facilitar y ayudar a las empresas agroalimentarias de la región del Mediterráneo que están comprometidas con una política de cero residuos inorgánicos, a ser más competitivas y más ecológicas, es decir, a producir mejor, con menos residuos inorgánicos, cuenta con un presupuesto de 2,5 millones de euros, financiado al 75% por el Programa Europeo Interreg MED, y un periodo de ejecución de 2 años y medio, hasta julio de 2020.

Imagen Noticia