Voltar

Aprobada la Estrategia Española de Economía Circular

La Estrategia Española de Economía Circular (España Circular 2030) ha sido aprobada, un documento esencial que sienta las bases para el cambio de modelo productivo y de consumo.

La bioeconomía es mencionada como uno de los elementos clave en la Estrategia Española de Economía Circular, ya que viene a ampliar su ámbito de aplicación a través de algunos aspectos esenciales ya implementados en el ámbito de la bioeconomía tales como; el ecodiseño, el tratamiento y aprovechamiento de residuos y otros materiales biológicos a la par que favorece el diseño de actuaciones y el alineamiento de políticas con una visión sistemática e integral. 

Este documento con horizonte temporal 2030 tiene como objetivos:

1. Reducir en un 30% el consumo nacional de materiales en relación con el PIB, tomando como año de referencia 2010.

2. Reducir la generación de residuos un 15% respecto de lo generado en 2010.

3. Reducir la generación residuos de alimentos en toda cadena alimentaria: 50% de reducción per cápita en el ámbito del hogar y consumo minorista y un 20% en las cadenas de producción y suministro a partir del año 2020.

4. Incrementar la reutilización y preparación para la reutilización hasta llegar al 10% de los residuos municipales generados.

5. Mejorar un 10% la eficiencia en el uso del agua.

6. Reducir la emisión de gases de efecto invernadero por debajo de los diaz millones de toneladas de CO2 equivalente.

Para la consecución de dichos objetivos, la presente Estrategia identifica seis sectores clave en España entre los que se encuentran: sector de la construcción, agroalimentario, pesquero y forestal, industrial, bienes de consumo, turismo y textil y confección y fija ocho líneas de actuación en las que se enmarcarán las futuras políticas e instrumentos en materia de economía circular.

En primer lugar, las relacionadas con el carácter circular de este nuevo modelo económico: producción, consumo, gestión de residuos, materias primas secundarias y reutilización del agua. En segundo lugar, las líneas de carácter transversal: Sensibilización y participación, Investigación, innovación y competitividad, y Empleo y formación. En dicho documento además se pone de relieve la transversalidad del concepto economía circular que ha de guiar las políticas de diversos sectores. 

Más información.

Imagen Noticia